martes, 8 de noviembre de 2016

DE LAS NUESTRAS (Nuestro Mediterráneo, parte 2)

Ayer eras una extraña en mi televisión.
Hoy te pongo rostro, nombre y apellidos.
Y soy capaz de dibujar una parte de tu árbol genealógico
y he conocido a todos tus vecinos.
Y, después de ser una entre los tuyos,
sé que un día serás una entre los míos
y los míos y los tuyos, serán uno entre sí.
Y cuando vuelva a mirar los rostros tras la pantalla,
ya no pensaré en aquéllos, sino en nosotros.
Porque los tuyos ya son los míos
y los míos serán los tuyos
aquel día en que las barreras invisibles caigan...
Y desde hoy ya no conduciré mi vida
sin pensar a dónde irá la tuya,
porque tú eres de las mías
y yo seré de las tuyas.
Porque el yo que hoy te mira
no es el yo que te miraba
y este yo que hoy te recuerda,
no es el yo que te pensaba.
Porque tu mirada
y mi mirada se han cruzado
y mi cabeza
y tu cabeza hoy se piensan.
Y los del Mediterráneo
siempre fueron los nuestros.
Por este mar que nos bañó,
este que fue el mar de mi vida
es hoy el mar de la muerte de los míos.
Porque ayer te puse rostro, nombre y apellidos
y supe que parte de tu árbol genealógico había quedado vacío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada